Tortilla con patatas

La tortilla de patatas o tortilla de papas es probablemente uno de los platos más típicos de la cocina española. Acompañado de un gazpacho puede ser todo un acierto en reuniones con amigos y familiares al aire libre y sobre todo, lo que los más pequeños querrán comer a todas horas.

Tortilla de patatas clásica
Tortilla de patatas clásica

¿Cómo preparar la tortilla con patatas?

La tortilla de papas, es también conocida como tortilla española y tiene muchas variantes, ya que puede hacerse con muchos otros ingredientes que os enseñaremos en otras recetas, pero la más típica, la clásica y la original, es nuestra famosa tortilla de patatas. Pero ¿Qué tiene que tener una verdadera tortilla de patatas para ser la auténtica y la más rica? Si quieres descubrir nuestro truco, sigue leyendo más abajo y descubrirás como preparar este plato único, fácil, sencillo y económico. 

Ingredientes para 4 personas

  • De 4 a 7 patatas medianas (Unos 800g)
  • Huevos x6
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

¿Cómo preparar la tortilla de Papas?

  • Lava y pela las patatas hasta dejarlas sin piel.
  • Corta las patatas en cuadraditos no demasiado grandes. Para nosotros, cuanto más pequeños, más jugosa puede salir la tortilla.
  • Prepara una sartén con aceite y ponla a calentar al máximo. También puedes utilizar una freidora.
  • Una vez que el aceite esté calientevierte las patatas poco a poco hasta que estén cubiertas por el aceite. Puede que necesites hacer varias tandas de fritura para las patatas, pues no conviene que hay algunas que sobresalgan del aceite.
  • Mueve de vez en cuando las patatas para que no se peguen entre ellas demasiado. Sin embargo, no deberás estar removiendo todo el rato, pues eso hará que se queden demasiado encharcadas y aceitosas, y el tiempo de fritura será mayor.
  • Cuando alcancen un color brillante y amarillento, pincha un par de patatas con un tenedor y comprueba que estén suficientemente blandas por dentro como para sacarlas del fuego. Para ello, prepara un plato con un par de trozos de papel de cocina encima y saca las patatas de la sartén con una espumadera, intentando escurrir el aceite lo máximo posible para no desperdiciarlo. Si tienes que freír más tandas, ponte a ello y ve colocando las patatas encima de las que ya están fritas, si ves que el papel se ha encharcado demasiado, ve poniendo las nuevas patatas en otro plato con más papel de cocina por debajo. Nunca las tapes por encima con papel de cocina, pues ganarán humedad y dejarán de estar suficientemente crujientes.
  • En un bol o plato hondo, casca los huevos y bátelos con un tenedor o varilla. Un truco para cuando batas los huevos es ir añadiéndolos poco a poco, e ir primero batiendo la clara y posteriormente las yemas. Nosotros personalmente no los separamos para hacer primero unos y luego otros, pero si quieres, puedes poner en un cuenco las claras y batirlas todas, y posteriormente echarle las yemas y batirlas con las claras otra vez. De esta forma quedará una tortilla mucho más espumosa y jugosa. 
  • Vierte las patatas ya fritas en el cuenco con los huevos batidos. Si ves que hay demasiadas patatas pero no quieres añadir más huevos, puedes echarle un poco de leche para que la tortilla quede más jugosa.
  • Prepara una sartén a fuego alto con un poco de aceite de oliva virgen extra en la base para que la tortilla no se pegue y echa las patatas con el huevo una vez que el aceite se haya calentado.
  • Baja un poco el fuego a medio y espera un par de minutos cocinando la tortilla. Una vez pasado este tiempo, deberás coger con cuidado un plato llano o una bandeja redonda grande y plana y colocarla sobre la sartén, alejar la sartén del fuego y sujetando con una mano el plato y la satén por el mango con la otra, gira todo para darle la vuelta a la tortilla.
  • Vuelca la parte no cocinada en la sartén y ponlo de nuevo al fuego otro par de minutos.
  • Pincha con un cuchillo la tortilla para ver si el interior está cocinado. Aparta y emplata. Y ya estará lista nuestra tortilla española para comer con quien queramos.

Personas

4

Tiempo de preparación

40 minutos

Tiempo de cocción

30 minutos

Dificultad

Fácil

Consejo de presentación

Nosotros normalmente presentamos la tortilla de patatas en un plato o bandeja. Sin embargo, el modo de cocción del interior de la tortilla es un tema bastante debatido en toda mesa. Nosotros te hemos enseñado a cocinar una tortilla de patatas en su punto, jugosa pero cocida. Sin embargo, habrá personas que la prefieran menos echa y otras personas que quieran aún más cocinada la tortilla en su interior. Para ello basta con subir o bajar el fuego y dejarla un poco más tiempo para que se pueda hacer bien. Recuerda que el objetivo es solo cocinar el interior y no dorar más de la cuenta el exterior, por lo que debemos jugar con la temperatura del fuego.

Esperamos que disfrutéis tanto como nosotros de esta maravillosa receta y que utilicéis bien todos estos trucos que os hemos enseñado a lo largo de su preparación.


Te recomendamos

Las tortillas de patatas son difíciles de superar y siempre son una magnífica idea para cualquier ocasión, pero aún así nos gustaría recomendarte otras recetas similares

Deja un comentario