Verduras con patatas

¿Te gustaría saber todos los secretos sobre cocinar verduras y patatas? ¿Te gustaría llevar una dieta saludable? ¿Te gusta la comida vegetariana o vegana? ¿Quieres saber cómo cocinar verduras de tal forma que les exprimas todo su sabor? Si has respondido que sí a alguna de las anteriores preguntas, has llegado al sitio web indicado. En esta página te proponemos las mejores recetas de verduras con patatas.

Las mejores recetas de patatas con verduras

Cómo cocinar verduras

Siempre es una buena idea aumentar el consumo de verduras y vegetales por diversos motivos, como el sabor, el medioambiente, reducir el consumo de carne, pero sobretodo el motivo fundamental es la salud, ya que las verduras nos aportan fibra, minerales, vitaminas e incluso proteínas. Pero antes de aumentar la ingesta de verduras seguro que te interesa saber cómo cocinar verduras de manera deliciosa.

Lo más importante es saber que existen muchísimos tipos y variedades de verduras. A esto le multiplicamos por cada una de las diferentes formas que existen de prepararlas. Si tienes la idea de que las verduras son monótonas, sosas o aburridas, prepárate para cambiar de idea. Si sigues los consejos para hacer verduras que te vamos a dar no volverás a pensar igual.

Cómo hacer verduras al vapor

Cocinar verduras al vapor es de las técnicas más sencillas y extendidas para hacer verduras.

Para cocinar al vapor tan sólo precisas una olla u otro recipiente donde calentar agua, aunque también puedes usar algún caldo de verduras.

Lo más importante es que la verdura y el líquido no entren en contacto, para que se cocinen al vapor de dicho líquido. Para lograr esto hay algunas ollas especiales que vienen con un colador, pero también existen unas vaporeras de madera que se adaptan a muchos tipos de olla y vienen verdaderamente genial. El truco está en colocar las verduras en la vaporera una vez el agua o el caldo esté hirviendo.

Otra manera de cocinar al vapor es en una sartén con muy poca agua o caldo. Una vez esté caliente, pon las verduras en la sartén y tápala. El truco para que se hagan al vapor está en tapar la sartén para que el vapor generado se condense y haga bien las verduras. Si la tapa tiene forma de cúpula evitarás que las verduras queden mojadas.

No olvides darle la vuelta a las verduras para que se hagan por todas partes.

Cómo hacer verduras al horno

Las recetas de verduras al horno son de las más famosas, pero a la vez, increíblemente sencillas, ya que suele ser precalentar el horno y meter la bandeja con las verduras una vez ya esté caliente. Personalmente estas recetas me parecen las mejores para hacer gran cantidad de comida y después congelarla para comer en días o semanas siguientes. De este modo, te permite cocinar una vez, cuando mejor te venga, y luego estar comiendo durante varias comidas.

Cómo preparar verduras para introducir en el horno

Lo más importante para saber cómo preparar verduras antes de cocinarlas en el horno es saber que cada verdura tiene un tiempo diferente de cocción en el horno, en función de su dureza, agua o almidón. Por ejemplo, las patatas son las verduras que necesitan más tiempo.

También es interesante saber que es precioso lavar, secar, pelar y eliminar todas las partes que no vayas a consumir de la verdura que vayas a cocinar. Existen algunas verduras como berenjena o calabacín que puedes introducirlas peladas o sin pelar.

Para cortar las verduras es necesario que estén en trozos del mismo tamaño, para conseguir que la cocción se haga de manera uniforme. Debes de saber que si el trozo es más pequeño se cocinará antes, mientras que sin embargo si el trozo de verdura es más grande tardará más tiempo.

Cómo hacer verduras salteadas a la plancha

Sé que me repito un poco, pero es que las verduras se pueden hacer de tantas formas y de maneras tan sencillas y ricas que no puedo evitarlo, pero hacer verduras salteadas es extremadamente sencillo y rápido. Además existen multitud de recetas de verduras salteadas para comerlas como plato principal o guarnición. Es más, al ser verduras y contar con muy poco aceite, es un plato especialmente sano y apto para todo tipo de dietas.

Lo único a tener en cuenta cuando prepares verduras salteadas es añadir los ingredientes en el orden correcto, ya que no todas las verduras se saltean a la misma velocidad.

Grasas para saltear verduras a la plancha

Para saltear las verduras necesitarás un poco de grasa de algún tipo. Las mejores, sin duda, son las grasas vegetales en el formato de aceite. Sin duda, el rey de todos los aceites es el aceite de oliva virgen extra.

Hay que saber que cuanto mayor sea la calidad de la grasa usada más saludable será el plato resultante, pero sin duda cada tipo de grasa le dará un sabor diferente a las verduras, por lo que puedes experimentar si te apetece o no tienes aceite de oliva virgen extra en casa. Si vas a utilizar por primera vez un tipo de grasa, te recomendamos que uses poca cantidad, por si acaso. Pero para cocinar verduras salteadas puedes usar grasas de animal como la mantequilla u otros aceites como el de girasol o coco.

Nota: siempre recomendamos aceite de oliva virgen extra.

Cómo hacer verduras a la parrilla

No solo se pueden hacer parrilladas deliciosas con carne, sino que también podemos hacer unas increíbles parrilladas con verduras. El truco está en saber cómo conseguir hacer una buena parrillada de verduras.

La parrillada es la forma más sencilla de comer verduras, ya que no le agrega prácticamente nada a las verduras para cocinarlas. También es una forma excelente de disfrutar del verdadero sabor de las verduras si eres un amante de ellas y su sabor.

Cómo hacer la parrillada de verduras perfecta

Lo más importante para una parrillada de verduras perfecta es conseguir unos productos frescos y de gran calidad. Para conseguir esto, lo mejor es buscar verduras de temporada y ecológicas.

Por otra parte, te hará falta una buena parrilla (o sartén acanalada), junto a un buen puñado de sal y, opcionalmente, un poco de aceite de oliva virgen extra para cuando las sirvas.

Prueba a poner en la parrilla todo tipo de verduras, no hace falta decir que también puedes poner las patatas.

Corta las verduras en rodajas o por la mitad. El tipo y el grosor del corte va a influir en el tiempo que tienen que estar las verduras en el fuego. Si cortas las rodajas finitas conseguirás que el tiempo sea menor, pero si las haces más gruedas, conseguirás que la carne de la verdura esté tierna y jugosa.

Cómo hacer verduras asadas

Para asar las verduras puedes hacerlas tanto al horno como a la parrilla tal y como hemos visto más arriba. Aunque también puedes hacerlas de manera más rudimentaria y a la antigua usanza, usando fuego.

Cuando mejor están las verduras asadas es cuando están recién hechas y permanecen calientes. Se pueden recalentar al microondas, pero no quedarán igual. Así que ten cuidado porque se enfrían rápido. En el caso de que se te hayan enfriado, puedes hacer puré o gratinarlas con queso.

Personalmente la verdura que más me gusta para asar, es sin duda el boniato o la batata, por lo dulce que queda. Pero hay otras muchas verduras que quedan genial asadas, como la zanahoria, el nabo, la remolacha o la calabaza.

Si no te gusta cocer verduras como las coliflores, prueba a asarlas, ya que adquieren una textura y sabor que sin duda te sorprenderá.

Cómo hacer verduras al microondas

No existe una forma más fácil y rápida de hacer verduras que al microondas. Si tus habilidades para la cocina están aún por explorarse, un buen punto de partida es hacer las verduras al microondas. Esta es una forma de comer verduras de manera sana, rápida y sin saber cómo cocinar verduras.

Cómo hacer que las verduras queden perfectas en el microondas

Ve poniendo las verduras a máxima potencia en el microondas y prueba diferentes tiempos, desde 2 minutos y medio. Cuanto más grandes o gruesos sean los trozos, más tiempo necesitarás. Cuando termine el microondas y quieras comprobar el estado de las verduras, aprovecha para mezclar y darle una vuelta para que se hagan todas por igual.

Si no las vas a comer al momento, puedes cortar la cocción con agua fría para que no se queden pasadas.

Puedes meter grandes trozos de verduras o incluso enteras si las pinchas varias veces.

Existen unas bolsitas y otros productos para ayudar a la cocción de verduras y otro tipo de comida en el microondas.

Es importante comer verduras

Cabe destacar la importancia de la ingesta de estos alimentos. Es de vital importancia conocer el porqué es importante comer verduras, ya que todos los expertos en nutrición coinciden en que son la base de nuestra alimentación, e incluso se recomienda la ingesta diaria de varias piezas de frutas y verduras.

Siempre hay quien a pesar de los múltiples beneficios de las verduras le cuesta un poco más comerlas, sobretodo los más pequeños. Conocer recetas que saquen todo el sabor de las verduras o tener múltiples herramientas para cocinar diferentes recetas de verduras se convierte en algo fundamental.

En serio, las verduras son un alimento fantástico, puedes hacerlas como acompañamiento de una carne o un pescado, pero es que también puedes hacerlas como plato principal, en forma de ensaladas, pastas, parrilladas, … Y aquí te vamos a enseñar cómo hacerlas todas.

Pero, por qué es importante comer verduras

Por lo general, podemos hablar de que las verduras son una fuente rica en fibra, vitamina y minerales, a la vez que son bajas en calorías.

Los motivos principales para comer verduras son:

  1. Porque las verduras previenen la hipertensión y la hinchazón del vientre y las piernas mediante la eliminación de líquidos retenidos. Las verduras ayudan a la eliminación de líquidos (retención de líquidos). Esto es debido a que las verduras son ricas en potasio y sodio, responsables del proceso de la eliminación de líquidos.
  2. Porque las verduras son ideales para perder peso. Las verduras contienen un porcentaje bajísimo de grasa y calorías, lo que las convierte en alimentos ideales para perder peso y combatir la obesidad. Y no solo ayuda en cuanto a perder peso, sino que esto será beneficioso en cuanto a menor nivel de colesterol y menos riesgos cardiovasculares.
  3. Porque comer verduras es la mejor forma de comer minerales. El hierro, el zinc, el fósforo, el potasio, el calcio, el magnesio o incluso el cobre son algunos de estos minerales. Estos minerales son auténticamente imprescindibles para que nuestro cuerpo funcione correctamente, pero sobretodo para los niños que están en época de crecimiento y necesitan constantemente una gran fuente de estos minerales.
  4. Porque las verduras son una gran fuente de vitaminas. Estas vitaminas son necesarias para reforzar nuestro sistema inmunológico (vitaminas A y C), nuestro sistema nervioso (vitamina B) o incluso nos ayudan contra el estrés (vitamina B). Por otra parte, también nos aportan fibra, para nuestro tránsito intestinal.
  5. Porque las verduras nos ayudan a estar más jóvenes más tiempo. Las verduras contienen antioxidantes, los cuales nos ayudan al rejuvenecimiento de las células.
  6. Porque las verduras previenen la aparición de determinados tumores y células cancerosas.

Es por todas estas razones que es muy importante consumir verduras a diario y tantas como recomiendan los expertos nutricionistas y médicos. Pero que haya que comer verduras no significa una mala noticia, al revés. Las verduras son unos ingredientes fabulosos que van a llenar nuestros platos de sabor y de color. No tengas miedo y aprende nuevas recetas con diferentes verduras y combinaciones hasta conseguir encontrar esos platos que más te gustan para comer verduras tanto como puedas y aprovecharte al máximo de sus beneficios.

Qué verduras se pueden congelar

Por lo general, podemos decir que no existe ningún riesgo a la hora de congelar las verduras, aunque sí que debemos de tener ciertas precauciones según si vamos a comer esas verduras crudas o cocinadas.

Congelar verduras que vamos a comer crudas

Si bien hay que recalcar que no existe ningún riesgo para la salud el comer verduras crudas que hemos congelado, también es necesario conocer los problemas que esto puede conllevar.

El problema de las verduras crudas congeladas es que pueden modificar su textura, su olor, su sabor e incluso sus valores nutricionales. Para evitar esto podríamos hacer un escaldado.

Congelar verduras que vamos a comer cocinadas

Lo mejor de todo es congelar verduras que luego van a ser cocinadas porque no tendríamos ni que descongelarlas para hacerlas, ya que directamente las podríamos cocinar al fuego, sin ningún tipo de problema o inconveniente.

Se pueden congelar las patatas

A las patatas les ocurre como a las pastas o a los arroces, no pierden sabor, pero sí que pierden textura. Las patatas congeladas quedarán blandas, así que por lo general, te recomendamos que las congeles solo en forma de puré.

Se pueden congelar verduras ya cocinadas

Congelas recetas de verduras ya preparadas es una de las mejores formas para poder comer verduras todos los días de la semana si tienes poco tiempo. Preparar un guiso el fin de semana y congelar en tuppers para comer todos los días es una magnífica idea que te hará ahorrar tiempo, dinero y comer sano al mismo tiempo.

Lo único que debes de saber es no llenar los recipientes hasta el límite, ya que las verduras contienen mucha agua y aumentan de volumen al ser congeladas y puedes tener problemas, como que se abra o se rompa el recipiente.

Lo que sí debes de saber y es más importante es que no congeles platos que contengan salsas como mayonesa, es mejor congelarlos sin salsas y luego echarlas a la hora de comer si es que se quiere.